Las canciones de Natalia en voz de otros artistas


Las canciones son como porciones del alma que expresan las palabras y sentimientos que su autor quiere transmitir, pero ¿cómo es posible que una canción pueda lograr acoplarse exactamente a la manera que te sientes? Bueno, mucho depende de los instrumentos que se usen, la voz, la letra, el tempo y demás caracteristicas técnicas.

Muchas canciones se reproducen una y otra vez por el gusto que se tiene por cierta melodía o porque se puede reconocer algo del artista en ella. En todo caso, el significado que cada cantante le imprime a su melodía la vuelve única y especial, como si hiciera renacer esa canción. La acopla de nuevo a nuestro sentir.

Natalia ha reproducido muchas canciones, un exitoso ejemplo: Mujer Divina, pero esta vez no hablaremos de los covers que ella a hecho, sino de los covers que otros artistas han hecho de sus canciones.

De la primera que hablaremos es "No viniste" ya que esta tiene dos covers, una hecha por Carla Morrison, quien respetó la melodía que Nat le había dado a la canción, pero le impregnó un sentir más intenso. Por otra parte Panoptica Orchesta hizo una versión remix, dándole un giro a la canción con un ritmo que te invita a levantarte de la cama aunque él o ella no haya llegado.

Otra canción reinterpretada es "Cursis melodías"  por Sinamantes. La tradujeron al portugués y le cambiaron el nombre a "Tolas molodias", versión que fue incluida en la edición especial de Hu hu hu. También Juan Manuel Torreblanca interpretó con Orlando Infinito una versión de esta melodía, con un estilo más rockero. 

Por otro lado, Eugenia León, Guillermo Briseño y Cecilia Toussaint  interpretaron  "Un derecho de Nacimiento". Muy a su manera y con ese folclor que los caracteriza, le inyectaron mucha fuerza al tema. 

Del mismo modo están "Mírame, mírate", interpretada por el grupo juvenil Teen Angels en el 2011, y "No quiero tus besos", por la cantante brasileña Ana Cañas. Esta última es una canción que compusieron juntas mientras grababan el documental En busca del viento en Argentina.

Cuando alguien, además de reconocer tu trabajo,  lo reproduce: lo recrea, y en este caso lo reinterpreta, no queda más que hacer una conjetura: las canciones de Natalia tocan más allá de los sentidos y el alma, tocan la necesidad de hacer renacer dicho sentimiento y volver a compartirlo.