Natalia Lafourcade y la publicidad


Habré tenido unos once años cuando los Doritos de bolsita azul violeta se convirtieron en la novedad de la primaria. Algo curioso era la parte de atrás de la bolsa, donde estaba empresa una frase que alguien había enviado para que fuera publicada. Recuerdo que el comercial llamó mucho mi atención, y no era por esas extrañas frituras sabor mango, no. Los compré por la simpática chica que salía anunciándolos con una música igual de sorprendente que el sabor.

La misma chica salía en otro comercial de la época, en el que con sus amigos armaba una banda improvisada dentro de un almacén de refrescos. Sí, lo acepto, la chica de los comerciales era linda, pero había algo más en ellos, claro, además de lo bizarro que me parecían. Fue mi hermana quien me dijo: "Es la que canta la del 2000", y entonces mis ojos brillaron.

Luego llegó la época de los teléfonos inteligentes, del Twitter y del Facebook. Díganme, ¿cuántos de nosotros no nos moríamos por tener el teléfono que usaba Natalia? Sí, ese con el que entraba a sus redes, compartía fotos y escuchaba música. Sin duda no creo haber sido el único que les pidiera el Samsung Corby o la Sony Vaio a sus papás, prometiendo dieces en la escuela. Por desgracia creo que ya ningún papá cae en eso.

Coca-cola no se quiso quedar atrás y también lanzó publicidad en México con música de Natalia, como Tiempo al viento con Coca Zero y Despierta la magia en colaboración con Motel y  María León de Playa Limbo. De igual modo, a principios de 2014, lanzó en España la campaña "Comparte una Coca-cola" con el tema Amor, amor de mis amores.

Otra de las campañas más recordadas (al menos por mí) es la que Natalia realizó con Panasonic para su línea de cámaras Lumix. "Ella es chiquita", decía el comercial, en alusión al  tema Ella es bonita, y de verdad que se veía bonita mientras bailaba en el edificio del otro lado de la calle o saltaba en el Monumento a la Revolución. Salía bien con el gran zoom de la cámara, aunque fuera chiquita. 

Y más recientemente, días antes de la salida de Mujer Divina, apareció el comercial de Yoo!, en el que ofreciendo "el internet más poderoso" daba a conocer Limosna a  nivel nacional. No sé qué tenía que ver el producto con la canción, pero a todos nos emocionaba escucharla en la tele. 

De cualquier modo, el éxito de su álbum homónimo la llevó a hacer sus primeras campañas publicitarias para grandes marcas, lo cual a su vez ayudó a que pudiera difundir aún más su música, dándola a conocer entre personas que, como yo, sólo conocíamos En el 2000. Además, no cabe duda que en cada una de estas campañas publicitarias, se pueden identificar las diferentes etapas de su carrera artística. 

Y ustedes, ¿qué otra campaña recuerdan? ¿Cuál les ha gustado más?