Entrevista a Asami (parte 1)



Se me encomendó la tarea de contactar a la japonesa Asami, quien nos hablaría de la gira de 14 días en Japón de Natalia. Gran fue mi sorpresa al descubrir a una persona tan grande como humilde, que no sólo ha contribuido en el desarrollo de la carrera de Nat, sino también de la música popular contemporánea de México en general. 
Anteriormente presenté la entrevista de Asami, avocada a lo que vimos en 14 días en Japón. En ésta ocasión,  les presento una entrevista más general. Asami nos habla de su relación con Natalia Lafourcade, de su proyecto CHIDO PROJECT y de ella misma.

Kena: ¿Cómo conociste a Natalia Lafourcade?
Asami: Yo trabajaba en Epcot Center en Disney World, en Florida, y ahí conocí la música de Natalia, gracias a  una mexicana a la que le gustaba la música alternativa. En Japón sólo encontraba música de cantantes pop como Shakira, Luis Miguel, RBD y así, y también música tradicional como mariachi. La verdad es que no tenía nada interés en ése tipo de música mexicana, pero nunca imagine que México tuviera una compositora tan interesante como Lafourcade, por eso me hizo feliz de saber su música. Desde que escuché el primer disco pude entender el talento de Natalia. Después de mi trabajo de Epcot en EUA, planeé ir a Méxco, me puse en contacto con su mánager e hice una entrevista con Nat para la revista en la que colaboraba ese momento.

En esa entrevista, pude saber que a Natalia le encanta música indie tanto como a mí, y también cuánto le encanta Japón. De ahí nació una gran amistad, pues a pesar de que regresé a Japón y la distancia nos separaba, seguimos teniendo contacto y nos volvimos ciberfriends. Seis meses pasaron y yo decidí  vivir en México, pero en ese momento Natalia iba a vivir en Canadá;  así que viajé a Canadá para verla. En esa ocasión pude escuchar sus demos, que serían las canciones de Hu hu hu

 K:¿Cómo siguió la amistad? ¿En qué momento se relacionó con el trabajo?
A: Estar en Canadá y escuchar sus demos me hizo enamorarme más de su música. Yo no soy músico, pero antes trabajaba en Disk Union, una empresa llena de música independiente, donde aprendí a valorar ese tipo de música. Yo estuve en México hasta el otoño de 2007 y Nat regresó en verano. Casualmente vivíamos a dos cuadras de distancia, siempre nos visitábamos, escuchábamos y nos compartíamos música, huevoneábamos [sic] y así. Por eso cuando regresé a Japón, no dude en organizarle un evento allá.

K:¿Te refieres al evento en el que participó Alejandra Quesada?
A: Sí. En el tiempo en que viví en México, me hice amiga de Alejandra Quesada que a su vez también es amiga de Nat. Ale vende su ropa en Tokio, y de alguna manera yo apoyaba a la compradora de la tienda en cuestiones culturales mexicanas. Cuando la compradora me comentó que quería hacer una fiesta invitando a Ale, le dije: "Entonces necesitaras música, por eso yo voy a invitar a una músico mexicana muy buena, se llama Natalia Lafourcade".  Y así empecé a planear sus tocadas en Tokio, Nagoya, Osaka, Kioto y Sendai.


 K:¿Cómo recibió Japón a Nat y a su música?
A: ¡Les encantó! En la gira 2008 todavía no había disco Hu hu hu, sólo había unos demos de esas canciones, que hacían que la gente de Japón se acercara a la música que Natalia hacía en ese momento.



K: ¿Qué pasó después de ésa gira?

A: En ese momento sólo trabajé en arreglar su gira por Japón, porque no había Hu hu hu todavía. Pero cuando salió, me convertí en su disquera japonesa. A través de mi disquera saqué la edición japonesa del disco con dos bonus tracks exclusivos. Y también soy escritora para las revistas. Entonces escribí mucho sobre la música de Nat porque soy su disquera pero también soy su fan. Más adelante arreglé su gira 2010.



K: Hablando de una Natalia de manera más personal, cuéntanos, ¿cómo es ella?

A: Es una gran persona y una gran amiga. Siempre está al pendiente de mí. Cuando fueron el quake y el tsunami en Japón (marzo 11, 2011), Natalia me escribió mucho, preocupada por mí, y como sabes, hizo muchas cosas para ayudar a Japón. Es la mexicana que ayudó más y lo hizo con mucho amor. Es la mujer más linda de todo el mundo. Por eso amo trabajar con ella.



K: Y cuéntanos, ¿cómo es trabajar con ella? ¿Es organizada, puntual, etc.?

A: En la gira 2008 no fue tan puntual, y me enojé muchísimo con ella. Pero para la gira 2010 ella fue muy puntual y yo no. (Risas) De hecho en varios videos de los 14 días en Japón, sale Nat esperándome. Pero en sí es muy organizada.



K:  ¿Hay planes para llevarla a Japón próximamente?

A: Me encantaría después de que salga su próximo disco, pero todavía no sé. Primero que nada, espero que la planta nuclear en Fukushima resuelva su problema. La vida en Tokio y Osaka es normal, pero la parte norte de Japón que tiene planta nuclear todavía está sufriendo mucho por efecto de tsunami y quake. Por eso, para seguir ayudando a Tohoku, ahora estoy trabajando para sacar un compilación de canciones inéditas con mis amigos latinoamericanos incluyendo a Natalia, Carla Morrison, Ibi Ego, Javiera Mena, Gepe y así. Ya está casi listo. Se llama Círculo, porque está realizado por un círculo de amistad.



K:  Hablando un poco más de ti, cuéntanos a qué te dedicas exactamente y qué es Chido Project.

A: Trabajo como promotora de cultura contemporánea mexicana. Así dice mi namecard. (Risas) Chido Project es todo lo que hago, pero también el nombre de la disquera. Chido Project es distribución de música indie mexicana, promotora, organizadora, escritora, y todo tiene algo que ver con la cultura contemporánea mexicana. Chido Project es solamente yo. 



K: ¿Hacia dónde va Chido Project, qué planes tiene?

A:Como te comenté, en este otoño, voy a tener el compilado listo para ayudar a Tohoku, la parte norte de Japón. Y en noviembre, va a salir el disco japonés de Carla Morrison. En diciembre, voy a hacer una exhibición de kokeshi, una muñeca japonesa de madera que nació en Tohoku. Será una exhibición para ayudar a Tohoku. También planeo hacer una fiesta de México en Tokio, y ahí voy a vender la colección de Sister by Natalia Lafourcade. Así voy a empezar a importar la ropa de México también. Vamos a vender las muñecas kokeshi y regalar la ganancia a Tohoku. También va a haber el workshop para pintar kokeshi. Y estoy planeando a exhibir las muñecas pintadas por los artistas mexicanos como Natalia.



Pues qué bonita labor haces Asami, en nombre de todos los mexicanos te agradezco por llevar parte de nuestra cultura y de nuestra música a tantos lugares y de la forma en la que disqueras grandes no se animan a hacerlo.

A: Es un honor hacerlo. La agradecida soy yo. Envíales un saludo a todos los lectores de Huu! de mi parte por favor. Apenas tenga más detalles de los eventos próximos, yo les aviso.




Y así, después de casi seis horas de entrevista, concluía una plática por demás especial. Empezamos la entrevista a la 1 pm de México y 1 am de Japón. Las aportaciones y el entusiasmo de Asami casi me hacían olvidar que para ella fue una entrevista que duró toda la madrugada. Por otra parte, pudimos conocernos, tocar y ahondar en los diferentes temas en los que la misma plática y gusto nos llevaban.



Quisiera aclarar que las seis horas de charla se hicieron en español, inglés y japonés. Sin embargo hago mi labor de traducción apegándome fielmente a lo que Asami dijo. Por mi parte, agradezco enormemente el cariño con que Asami nos recibió, y dejo como testimonio las letras que estás leyendo.


Por: Kena Paz
Foto: natalialafourcadeyo